Chat with us, powered by LiveChat

Probablemente has escuchado a un familiar o amigo decir que tiene problemas de intolerancia al gluten y lactosa, lo cual se ha convertido cada día en un mal de los más comunes y lamentablemente es un padecimiento no solo común, sino que muy molesto y en algunos casos doloroso. La leche y sus derivados como los quesos y otros alimentos son sencillamente deliciosos así que se convierte en todo un reto el no poder consumirlos.

Antes que nada, es importante saber que significa la intolerancia a un alimento. Es básicamente la inhabilidad que tiene el cuerpo de digerir adecuadamente un alimento, esto puede darse por un factor ambiental (que se conoce como intolerancia no alimentaria) o por intolerancia a un alimento específico.

La intolerancia se puede dar por dos factores: El cuerpo no es capaz de absorber eficientemente los nutrientes del alimento que estamos consumiendo o puede ser que el cuerpo carece de las enzimas digestivas que necesita para digerir ese alimento concretamente.

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

Hay que recalcar que los síntomas generalmente derivan de la exposición de un elemento alimenticio en particular o por el consumo excesivo del mismo. En el caso de la lactosa los síntomas son variados, pero entre los más comunes están: Dolor abdominal, sonidos abdominales, diarrea, nauseas, gases, heces con olor fétido, hinchazón abdominal, entre otros.

Para concluir, es necesario que conozcas las diferencias entre una intolerancia y una alergia, por ejemplo, en el caso de las alergias, son en la mayoría de los casos hereditarias y las vas a padecer para toda la vida, pero en el caso de las intolerancias pueden variar dependiendo del estilo de vida y la dieta que lleves, como es el caso de la intolerancia a la lactosa, ya que si usted evita estos alimentos y come más sanamente los síntomas pueden desaparecer o reducirse. Es posible también la prueba de alergia online.