Chat with us, powered by LiveChat

Al padecer de problemas estomacales, ya sea intolerancia a ciertos alimentos o gastritis, colitis y otros males que cada vez son más frecuentes, es necesario no solamente tener un diagnóstico acertado y un tratamiento adecuado para cada mal especifico, sino que, además, requiere cambios en nuestra vida, ya sea incluyendo nuevos hábitos como hacer ejercicios, si es que no los hacíamos o cambiar ciertos hábitos en nuestra alimentación.

En muchos casos, como ocurre con la intolerancia a ciertos alimentos (lactosa, gluten u otros elementos), se requerirá llevar a cabo una dieta especial, que en muchos casos tendrá restricciones de ciertos alimentos, en otros va a tener que comer de forma más balanceada o comer más sano.

Dieta de eliminación

Un plan de eliminación consiste en un plan de alimentación que hace que por un tiempo específico se eliminen ciertos alimentos de la dieta diaria para después irlos introduciendo poco a poco para ver cómo reacciona el organismo a los mismos. De esta forma se puede determinar que alimentos son los que provocan malestares físicos como Hinchazón, diarrea, cansancio, alergias o vomito además que al restringir ciertos alimentos como los que contienen azúcar, ayudará a que la persona baje de peso y por ende lleve una vida más saludable.

Se podría decir que este esta dieta de eliminación no es un programa de bajar peso, sino que más bien un plan bien organizado de comidas que pretende eliminar ciertos alimentos y reincorporarlos para probar cuales son los que nos están haciendo daño.

Dicha dieta no solo funciona para personas que presentan síntomas de intolerancia a ciertos alimentos, sino que también a todos aquellos que tienen problemas de dolores en las articulaciones, problemas de sueño, dolores crónicos extremos de cabeza, alergias u otras dolencias.

La dieta de eliminación es una de las técnicas más modernas y efectivas que sin duda lograrán que lleve una vida más sana y sin molestias y dolores causados por alimentos nocivos para su cuerpo.